Cómo Beber Vino, si no Te Gusta

Experimento de Antemano

Esta es la clave de todo. Primero necesitas saber lo que realmente te gusta, porque te dejará desarrollar tu propio gusto en el vino. Sí, incluso si lo odias para empezar, entonces simplemente te darás cuenta de qué tipos son más soportables que otros.

Por lo tanto, siéntese en casa con un montón de vinos y pruébelos todos. Asegúrese de que estos también sean de diferentes tipos (rojo, blanco, espumoso, rosado), de esta manera podrá aprender más. Y una vez que tenga la copa de vino en la mano, tenga en cuenta una cosa: está haciendo esto por sí mismo y es solo un poco de incomodidad.

Trate de mantener estos vinos en su boca el mayor tiempo posible. Deje que el sabor divague y se hunda. Trague una vez que el sabor ya no cambie. Luego pregúntate si te gustó y si volverías a beberlo. Enjuague y repita. Literalmente, probablemente deberías lavarte la boca para que los sabores no se queden por mucho tiempo, puede arruinar las otras bebidas.

Asegúrese de que al final haya aprendido un par de cosas sobre usted mismo. Como lo dulce o amargo que te gusta tu vino.

Bébalo con Fruta dulce

Incluso puedes poner un par de cerezas o fresas en tu vaso si eso es lo que deseas. Las uvas también funcionan, por supuesto.

De esta manera, puede eliminar el sabor amargo y tal vez incluso salvarse de los matices horribles. Solo asegúrese de tener constantemente una pieza de fruta con usted mientras bebe.

Pero si decides poner estas frutas en tu vino, probablemente también deberías elegir sangría. Tienen un sabor mucho más ligero y no se ve raro si todo el vaso está lleno de uvas y fresas. De esta manera, puede tomar menos vino y no tendrá que beber tanto.

Bébalo con queso

Si te gusta el queso, esta es la solución perfecta para ti. Simplemente elija una pareja que tenga un sabor potente y pueda reprimir fácilmente el sabor del vino. Esto hace que los matices amargos y el regusto sean más fáciles de manejar y puede ahorrarse muchos problemas.

Los mejores tipos de queso para esto son: Roquefort, Bleu d’Auvergne, Stilton, cheddar blanco y cualquier queso elaborado con leche de oveja. Estos son los que debes usar si quieres deshacerte del sabor del vino.

Simplemente tome un poco en su boca, deje que el sabor abrume su boca y se filtre en sus mejillas. Luego puedes tomar sorbos de vino. Casi se sentirá como beber agua. Esto es genial si sabes que tienes tolerancia cero para esta bebida alcohólica y prefieres acabar con ella. Lo entendemos, haces lo que es mejor para ti.

Aprende a maridar correctamente

El maridaje realmente puede ayudar a que un vino alcance su máximo potencial y puede hacer o romper el sabor. Debido a esto, es posible que desee ver si ciertos platos pueden ayudarlo a disfrutar de esta bebida, para que no tenga que sentirse excluido en fiestas elegantes.

Para hacer esto, simplemente experimente en casa. Siéntese con 3-4 botellas de vino y lea las etiquetas cuidadosamente y busque los maridajes recomendados. Si no puedes encontrar ninguna, entonces mira las reseñas en línea. Muchos de ellos mencionarán maridajes que funcionaron para ellos y otros solo arruinarán el vino. Una vez que sepa lo que necesita, salga de su camino para preparar esos platos. Ya sea pescado, aves de corral o postre. Tan sólo hazlo. Luego, siéntese y trate de combinar su vino con estos alimentos.

Probablemente te sorprenderá el resultado. Un simple maridaje puede hacer que la gente pase de odiar el vino a amarlo y esperamos que esto también sea para ti.

Agregue hielo

No, las uvas congeladas no funcionarán en este caso. Nuestra intención es diluir el vino con el hielo derretido. Esto hace que la bebida sea mucho más ligera y el agua extra puede eliminar los sabores abrumadores.

Esto funciona mejor para aquellos que tienen un problema con los sabores fuertes y prefieren beber algo más ligero. Esta es una manera de hacer que eso suceda discretamente.

Agregue carbonatación

Obviamente, este no funcionará realmente si su bebida ya está carbonatada. Pero puede hacer maravillas con los vinos tranquilos si se usa correctamente y todo lo que necesitará es un spritzer de vino.

El chisporroteo es una excelente manera de deshacerse de la acidez y los retrogustos amargos. Además, realmente puede hacer que el vino destaque y tenga un sabor ligeramente más agridulce de lo que lo hizo originalmente. Los vinos carbonatados también son perfectos para aquellos que están más acostumbrados a los cócteles y bebidas gaseosas, ya que pueden ayudarlo a adaptarse al sabor del vino sin dejar de ser algo similar a lo que ya conoce.

Sin embargo, en términos generales, si estás en una fiesta elegante, esta no es una opción. Puede considerarse grosero que quieras meterte con la creación de un gran artesano. Por lo tanto, mantenga este método para usted y para las fiestas familiares y no lo mencione en eventos de negocios. Recuerda: se supone que el vino es sofisticado, la única vez que puedes cambiarlo es cuando a las personas que te rodean no les importa tanto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.